Cada vez me gusta más DuckDuckGo

DuckDuckGo es un buscador híbrido. No sólo dispone de su propio contenido rastreado como otros buscadores, sino que consume información que sitios públicos como Wikipedia ofrecen y APIs de muchos otros motores. Creo que no existe un metabuscador integrado con tantas APIs como este.

Otra ventaja que tiene es que no almacena tu información, como Google. Esto puede ser una desventaja si no te importa que Google aprenda tus hábitos para sugerirte mejores búsquedas. DuckDuckGo intenta que los resultados sean lo más precisos posibles pero sin tener información personal tuya, lo que lo convierte en una forma más privada de moverse por la web.

DuckDuckGo está basado en Perl y dispone de una API pública, con la que podemos usar sus servicios desde nuestros propios programas, bien con la ayuda del módulo WWW::DuckDuckGo o bien con el comando duckduckgo que viene con App::DuckDuckGo.

Es mucho menos restrictiva que otros buscadores más conocidos en cuanto a uso de la API. Por ejemplo, es posible scrapear el buscador sin sufrir una sanción, si bien hay que hacerlo muy solidariamente haciéndolo de forma que no sature sus servidores. Personalmente, no lo hago mucho, y cuando lo hago dejo pausas de segundos entre varias solicitudes.

Esto es posible hacerlo en DuckDuckGo, pero no en Google (que detectaría que un bot está intentando usar su servicio):

curl -sA "Chrome" -L 'http://api.duckduckgo.com/?q=futurama+characters&format=json&pretty=1'

Cada día encuentro muchas nuevas ventajas, aunque reconozco que tantos años utilizando Google me han creado hábitos a los que tendré que renunciar poco a poco. Pero son sólo eso: cambiar hábitos y reacostumbrarse. Una vez se supera esa barrera, no querrás volver a lo de antes.